fast
  Otras Publicaciones:   Revista Etcétera | Revista Saltarín | Revista Portafolio | Guia Médica
Martes, 22/07/2014
   
   Inicio     Monagas     Nacionales     Internacionales     Sucesos     Economía     Deportes     Opinión     Farándula
    Especiales  |  Buena Salud  |  Saber  |  Videoteca  |  Fototeca  |  Efemérides  |  Consejos de Andrea

       


Coronel Juan José Rondón
fast
Tenía un patriotismo innegable, un amor por su patria, digno de muchos elogios



El Coronel Juan José Rondón, destacado héroe de la Independencia Nacional, nació en el pueblo de Ospino, estado Guárico, por el año 1790. Sus padres fueron don Bernardo Rondón y doña Lucía Delgadillo de Rondón.
 Este héroe valiente y arrojado acompañó a Bolívar en la difícil batalla de Pantano de Vargas, portal de la decidida batalla de Bogotá, y fue factor decisivo para el Libertador, salvándolo de una derrota que hubiera sido desastrosa para los patriotas. En efecto, Bolívar se encontraba muy preocupado previendo un desenlace incierto, en esos momentos de inquietud de su jefe,  Rondón se yergue sobre su caballo, y tremolando su famosa lanza, le dijo: -"mi General: es que Rondón no ha peleado todavía"! Animado el espíritu del jefe republicano, enseguida le replicó -"Salve usted la Patria, Coronel Rondón"! y éste, como un águila, voló con su Escuadrón de Lanceros, en la que se encontraba, también  el Coronel Leonardo Infante, a abatir las filas españolas y derrotaría en la refriega, igualable a los mejores combates del mundo. Peleó también Rondón, con ejemplar comportamiento, en la Batalla de Carabobo de 1.821, que selló la Independencia de Venezuela.
 Este mismo hombre, de un patriotismo innegable, de un amor por su Patria, digno de los mayores elogios, después, en sus primeros tiempos sirvió en las filas realistas. Sorpresas que da la vida! No todo es  inevitable, gracias al libre albedrío que Dios  concede al hombre! Todo está sujeto a los designios de la historia! Nadie podrá asegurar: de esta agua no debo beber!.
 Veamos: En los inicios de la Guerra Magna, el imberbe Juan José Rondón se encontraba sirviendo como mayordomo en el hato "La Barrosa", cerca de su pueblo nativo, propiedad de unos españoles. En 1812, llegó a Ocumare, donde residían los propietarios, un Batallón realista, comandado por el Coronel Francisco Rosete, quien estaba unido por viejos lazos de amistad con los propietarios del citado hato, en el cual, durante una visita de aquel supo de la valentía de Rondón y sus condiciones para hacerse un buen soldado realista, lo invitó a ingresar sus filas.
 Contando apenas 22 años aceptó la invitación y fue nombrado Capitán de un Escuadrón de Caballería- En 1.813 a las órdenes de Rosete fue su primer combate, realizando incursiones hacia Chaguaramos, luego siguió hacia Barcelona bajo la protección del Comandante  José Manuel Torres, a quien derrotó.
 El 29 de febrero de 1.814 fue derrotado en Charallave y San Francisco de Yare por el General José Félix Ribas, y decidió después ingresar en las filas del Coronel José Tomás Boves; combatió contra Bolívar en el río San Mateo.
 El 26 del mismo mes y año contra el Coronel Manuel Villapol en Cagua el 27, y volvió contra el Libertador en la sangrienta batalla de San Mateo. En todos estos  combates salió derrotado.
 Siguió Rondón participando en varios combates. En uno de ellos, a poca distancia de Chaguaramal, que estaba sitiada, sufrió nueva derrota propinada por el Segundo Jefe del Ejército de Oriente General Manuel Carlos Piar. El 15 de marzo de 1.815 fue derrotado por el General José Tadeo Monagas en San Diego de Caleutica, quien lo derrotó otra vez en Peñas Negras. Triunfó el 29 de agosto en el Medrano contra el republicano Basilio Belisario y contra el Teniente Coronel Pedro Zaraza.
 En 1.817, incorporado de nuevo al Comandante Bartolomé Martínez, y el 8 de julio combatió en Chaguaramos contra el Comandante Leonardo Infante, quién perdió el combate. 
 Pero es tiempo de despejar la incógnita de Juan José Rondón, después de varios episodios suyos desfavorables, al conocer el Comandante Bartolomé Martínez de los reveses lo colmó la furia y ordenó a Rondón pasar inmediatamente al Cuartel General a informar sobre los particulares de su última derrota. Pero Rondón no vio en esta actitud de Martínez sino una estratagema para castigarle y seguirle un juicio, no obedeció las órdenes de presentarse.
 Optó entonces ponerse en contacto con su compadre Manuel Antonio Martínez, republicano integral, quien vivía en el mismo pueblo Ospino y al encontrarlos le pidió le hiciera una carta a Pedro Zaraza pidiéndole una entrevista, en el mismo Ospino, para ofrecer sus servicios a la causa republicana y combatir resueltamente contra los realistas. Aceptada por Zaraza tan favorable decisión, lo incorporó a las filas patriotas. El 3 de octubre de 1.817, Juan José Rondón, "lanza y sable en mano, montó sobre su enjaezado corcel de guerra la filas del Cuerpo de Centauros los arengaba" y con voz vibrante, atronadora, les dijo: "Soldados, debemos olvidar lo que éramos hace poco y colocarnos a la altura de los verdaderos defensores de la Santa Causa: los patriotas".
 "Fue entonces cuando Rondón hincando espuelas en los ijares de su brioso caballo, salió presuroso a encontrar al valiente General republicano, y ya muy cerca de él dio pie a tierra, arrojó al suelo su lanza y su espada, haciendo con ellas el símbolo de la cruz y cayendo de rodillas, las besó y juró morir combatiendo con las mismas armas a favor de la República", como brillantemente lo narra Francisco Alejandro Vargas, en estudio publicado en el Boletín de la Academia Nacional de la Historia.
 Peleó después Rondón en la batalla de La Hogazas; combatió a las órdenes del General Páez, derrotando al General Morillo en Las Cocuizas el 1 de abril de 1.819; fue uno de los 150 héroes de Las Queseras del Medio. El Comandante Juan José Rondón, continuó unido a Bolívar, y el 9 de diciembre del año anterior fue ascendido por el Jefe Supremo a Coronel; lo acompañó en la grande campaña de la Nueva Granada a través del Páramo de Pisba, alcanzando victorias contundentes en Corrales de Bonza, en Gámezal y en el decisivo triunfo de Pantano de Vargas y el glorioso del puente de Boyacá.

 

 

 












Inicio | Locales | Nacionales | Internacionales | Sucesos | Economía | Deportes | Opinión | Escenas

Derechos Reservados®    C.A. Editorial La Prensa    J-30491335-4     2009 - 2013