Otras Publicaciones:   Revista Etcétera | Revista Saltarín | Revista Portafolio | Guia Médica
Jueves, 23/10/2014
   
   Inicio     Monagas     Nacionales     Internacionales     Sucesos     Economía     Deportes     Opinión     Farándula
    Especiales  |  Buena Salud  |  Saber  |  Videoteca  |  Fototeca  |  Efemérides  |  Solo para Adultos  |  Foro Público  |  La Prensa - Radio

       


La Guácara en peligro de extinción

Estudiantes de la UBV buscan la forma de rescatar a esta especie de caracol



Con el objetivo de rescatar a una especie de caracol autóctona, estudiantes de la Universidad Bolivariana de Venezuela desarrollan un proyecto de investigación.
Blanca Acevedo, quien adelanta la iniciativa del proyecto y profesora de Gestión Ambiental, indicó que el "Megalobulimus oblongus", mejor conocido como "Guácara" está desapareciendo debido a que es afectada por otra especie de caracol, catalogado como una plaga. Se trata del "Achatina fúlica" o caracol africano gigante introducido clandestinamente en Venezuela en 1993, desde entonces, ha podido llegar a distintas partes del país.
Acevedo detalló que el problema radica en el hecho de que este caracol africano es un hospedero excelente para un parásito nemátode de roedores y moluscos, conocido como "Angiostrongylus", que puede parasitar en la Guácara.
Al hombre también puede infectarlo cuando come frutas y hortalizas que hayan entrado en contacto con el caracol, produciendo la enfermedad angiostrongiliasis abdominal por el Angiostrongylus costaricensis.
Los huevos del parásito depositados en la pared del intestino provocan una intensa reacción de irritación y los gusanos adultos pueden producir trombosis o un infarto intestinal.
El espécimen africano es capaz de devastar cosechas completas y se desarrolla en el mismo hábitat de la Guácara.
Cuando ésta entra en contacto con los fluidos o baba del caracol africano contrae el parásito y muere en poco tiempo.
La profesora explicó que en viajes de investigación que se han hecho recientemente a Guanaguana, municipio Piar, donde esta especie se avistaba en grandes cantidades, ahora sólo se observan caparazones secos.
Rixio Urdaneta, uno de los estudiantes, expresó que se encuentra investigando para determinar si el caracol africano nace con el parásito y lo utiliza como mecanismo de defensa o si lo contrae al consumir rubros tratados con grandes cantidades de agrotóxicos. "Tenemos que buscar la forma de que la Guácara no desaparezca, y  viva en cordialidad con la otra especie", resaltó Urdaneta.
 



Se puede evitar la exterminación


Rixio Urdaneta, estudiante, explicó que el Ministerio del Ambiente en Monagas dio a conocer recientemente un comunicado a la colectividad para que exterminara a la especie Achatina fúlica o caracol africano.
Urdaneta expresó que en la Universidad Bolivariana de Venezuela no apoyan esta opción, en cambio presentaron la propuesta de seguir investigando para conseguir la forma de controlar la plaga.
Agregó que otro de los factores que contribuyen con la desaparición de la Guácara es la gran diferencia en el proceso de reproducción.
El estudiante detalló que un caracol africano pone en 30 y 80 huevos, lo cuales eclosionan a la semana, mientras que la Guácara al año pone entre 3 y 9 huevos tardando 4 meses para eclosionar.
Urdaneta dijo que dentro de la propuesta se encuentra la posibilidad de criar a ambas especies en cautiverio. "Así podremos rescatar a esta especie", expresó.
Asimismo, aseguró que en varios países europeos las Guácaras son vendidas en restaurantes y el plato es costoso. "Su carne es de las más sanas, contiene 0,5 % de grasa, aquí en Venezuela pudiéramos empezar a exportar esa carne".
Además comentó que la baba de este caracol es un antiséptico natural. "Este líquido es capaz de limpiar, depurar y sanar lesiones en la piel, el caracol la utiliza para ello".

 













Inicio | Monagas | Nacionales | Internacionales | Sucesos | Economía | Deportes | Opinión | Farándula
Especiales | Buena Salud | Saber | Videoteca | Fototeca | Efemérides | Solo para Adultos | Foro Público

Derechos Reservados®    C.A. Editorial La Prensa    J-30491335-4     2009 - 2014