Otras Publicaciones:   Revista Etcétera | Revista Saltarín | Revista Portafolio | Guia Médica
Domingo, 21/12/2014
   
   Inicio     Monagas     Nacionales     Internacionales     Sucesos     Economía     Deportes     Opinión     Farándula
    Especiales  |  Buena Salud  |  Saber  |  Videoteca  |  Fototeca  |  Efemérides  |  Foro Público  |  La Prensa - Radio

       


Raíz de onoto complica infección de la hepatitis.

El daño hepático es irreversible cuando se utilizan hierbas y plantas no indicadas por el médico
When hands are liable



Los especialistas en el área de infectología y gastroenterología del Hospital Universitario "Dr. Manuel Núñez Tovar", mostraron su preocupación, ante el uso de infusión de raíz de onoto y la planta ruibarbo, para tratar a  los pacientes con hepatitis A y B.
El médico gastroenterólogo, Iván Malchiodi, explicó que el uso de la raíz de onoto, ruibarbo y otras hierbas, son tratamientos caseros utilizados desde hace varios años, pero se logró comprobar que estos brebajes son tóxicos para el hígado, por lo que no curan la hepatitis, sino que la complican.
"Cuando el paciente está amarillento, los familiares les dan de beber estas infusiones, sin saber que la patología se acrecienta", dijo Malchiodi.
Por su parte, el infectólogo, Douglas Arias, indicó que la hepatitis A, que se contagia por mala manipulación de alimentos, es una enfermedad autolimitante, pero de consumir raíz de onoto, puede pasar hasta cuatro meses para curarse, y provocar daños hepáticos irreversibles, por lo que no debe utilizarse y el enfermo debe optar por acudir al médico.
 
















Inicio | Monagas | Nacionales | Internacionales | Sucesos | Economía | Deportes | Opinión | Farándula
Especiales | Buena Salud | Saber | Videoteca | Fototeca | Efemérides | Solo para Adultos | Foro Público

Derechos Reservados®    C.A. Editorial La Prensa    J-30491335-4     2009 - 2014