fast
  Otras Publicaciones:   Revista Etcétera | Revista Saltarín | Revista Portafolio | Guia Médica
Jueves, 24/07/2014
   
   Inicio     Monagas     Nacionales     Internacionales     Sucesos     Economía     Deportes     Opinión     Farándula
    Especiales  |  Buena Salud  |  Saber  |  Videoteca  |  Fototeca  |  Efemérides  |  Consejos de Andrea

       


Punto de cuenta
fast
El Estado venezolano está impulsando un modelo económico fracasado



Cuando se celebra el Día del Trabajador, es común la realización de actos a través de los cuales los diferentes gremios, organizaciones políticas, ONG's y la sociedad civil, expresen sus demandas de las reivindicaciones laborales más sentidas. Estos dos últimos años han estado signados por las protestas en contra de las expropiaciones, en defensa de sus puestos de trabajo o en solicitud del reenganche en las empresas ya estatizadas. Ahora, en las últimas semanas, se radicalizaron las protestas en solicitud de un salario digno para funcionarios públicos dado el congelamiento que durante varios años mantiene el gobierno, a pesar de la inflación de dos dígitos ocasionada por el deficiente manejo de la política monetaria, influido por una voraz apetencia fiscal diluida en gasto corriente, corrupción y generosos regalos a otros países, como acción dirigida a llevar adelante un proyecto político personal encubierto y vendido como un plan para la instauración de un modelo socialista.
Por lo antes expuesto, no podía ser más propicia la oportunidad para  desarrollar el tema del drama que viven hoy los venezolanos para acceder a un empleo digno y estable dada la errada política económica gubernamental  descrita acertadamente por el politólogo y actual coordinador nacional de Voluntad Popular, Leopoldo López: El Estado se ha convertido en una máquina de destrucción del empleo, en una instancia donde se identifica una fábrica, una finca o un comercio con potencial productivo y acto seguido lo expropia, lo confisca y meses después se reseñan las consecuencias: el desempleo de miles de venezolanos. El Estado venezolano está impulsando un modelo económico fracasado, donde pretende manejar desde las areperas y los carros por puestos, hasta la banca y los medios de comunicación.
Como basamento a lo expresado por López, la prensa nacional ha reseñado ejemplos como el tomado de la Memoria y Cuenta 2010 del Ministerio de Industrias Básicas y Minería, en la cual se admite que: Las cinco "empresas básicas socialistas" creadas por el gobierno entre 2005 y 2006, -Minera Nacional, Recuperadora de Materias Primas, Rieles y Perfiles, Siderúrgica Nacional y Tubos sin Costura­ no han producido una sola tonelada y ninguna ha sido concluida e incluso algunas ni siquiera han comenzado a construirse. Por su parte, en la Memoria y Cuenta del Ministerio de Planificación y Finanzas  se reseñó que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bandes), desembolsó 728,5 millones de dólares en 2010 para financiar proyectos que sí avanzan aceleradamente en Antigua y Barbuda, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, Gambia, Nicaragua, Uruguay y Jamaica, entre otros países. De estas erogaciones, ­634,5 millones de dólares- correspondieron a contribuciones económicas no reembolsables y préstamos “solidarios”.
La afirmación de López  coincidió con el encabezado del semanario La Razón: “Fábrica de pobres”, con el cual se tituló la entrevista al dirigente sindical y secretario ejecutivo de la CTV, Rodrigo Penso: La revolución ha empobrecido a los trabajadores, no se puede comprar la canasta alimentaria ni mucho menos la básica…Este es un gobierno maula, no paga salarios dignos, tampoco cancela los pasivos laborales…La situación de los trabajadores de la administración pública es dramática, están sometidos a un acoso total, son amenazados, los vigilan y chantajean, los obligan a ir a marchas y ponerse franela roja.
El gobierno es indolente ante los derechos de los trabajadores y se criminaliza la protesta, dos centenares de dirigentes sindicales están sometidos a regímenes de presentación.

 









Inicio | Locales | Nacionales | Internacionales | Sucesos | Economía | Deportes | Opinión | Escenas

Derechos Reservados®    C.A. Editorial La Prensa    J-30491335-4     2009 - 2013