Otras Publicaciones:   Revista Etcétera | Revista Saltarín | Revista Portafolio | Guia Médica
Martes, 25/11/2014
   
   Inicio     Monagas     Nacionales     Internacionales     Sucesos     Economía     Deportes     Opinión     Farándula
    Especiales  |  Buena Salud  |  Saber  |  Videoteca  |  Fototeca  |  Efemérides  |  Foro Público  |  La Prensa - Radio

       


Crónica de un delito: Tres vidas inocentes arrastradas por la muerte.e

Su destino estaba en manos de dos ciclistas irresponsables, quienes embriagados por el licor se sentían dueños del mundo


En un instante sus vidas se convirtieron en pesadilla y lo que parecía ser un viaje de disfrute y distracción, se convirtió en el terrible desenlace de tres personas fallecidas y cinco gravemente heridas.

La vía al sur del estado Monagas nuevamente se teñía de sangre y tal y como dicen algunos conductores que transitan por el lugar, "La guillotina del sur", en cuestión de segundos arrastró consigo vidas de personas adultas y otras que apenas comenzaban a vivir.

Una semana antes del 29 de junio ocho personas, miembros de un mismo grupo familiar, desde el estado Bolívar llegaron a Monagas a visitar a unos parientes en Punta de Mata.

Una semana de disfrute

Su estadía en la zona oeste del estado, fue como acostumbraban, un día decidían ir hasta un río, otro visitar una finca, pero la intención siempre era la misma, pasarla en familia y olvidarse de las obligaciones diarias.

Sus días en Punta de Mata fueron los mejores y nunca imaginaron que la muerte silenciosa, planeaba apoderarse de todos en un fatal accidente de tránsito.

El 29 de junio sus vacaciones ya habían terminado y desde tempranas horas comenzaron a preparar las maletas para regresar a San Félix, estado Bolívar, donde habían decidido establecerse económicamente.

Esa mañana el cielo estaba gris y la lluvia arropaba todo a su paso, pero aun así los visitantes habían decidido regresar a sus hogares.

Inicia la pesadilla

A las 4:00 de la tarde las ocho personas abordaron el automóvil Chevrolet Épica, gris, sin saber que esas serían sus últimas horas de vida, se despidieron de sus familiares con un hasta luego.

El conductor manejaba tranquilamente y con prudencia, pues dentro del vehículo iban sus tesoros más preciados, su esposa e hijos a los que esperaba ver crecer y formar una familia y a sus cuñados con los que aún tenía muchos planes en conjunto.

Pero su destino era otro, sus vidas estaban en manos de dos ciclistas irresponsables, quienes embriagados por el licor, iban de un lado a otro en la carretera, sintiéndose poderosos y dueños del mundo.

Imprudencia y alcohol

En ese instante un estruendo fortísimo se escuchó entre los sectores Morichal y El Silencio del municipio Libertador, habitantes de las comunidades cercanas no podían creer la terrible imagen que se mostraba en la carretera.

El chofer del carro Épica tratando de esquivar a los ciclistas ebrios, volcó el automóvil en la vía y como si se tratara de una pelota de hierro, el auto iba dando vueltas y tumbos por la carretera.

De los culpables del delito nadie sabe nada, aún estando bajo los efectos del alcohol huyeron del lugar sin sentir remordimiento alguno.

Mientras que Yulbis Enriquez (30), Diannora Martínez (59) y una niña de 12 años, murieron instantáneamente en el fatal vuelco y Victoria Muñoz (33), Luis Ascanio (33) y tres menores de 10, 12 y 2 años, resultaron gravemente heridos.













Inicio | Monagas | Nacionales | Internacionales | Sucesos | Economía | Deportes | Opinión | Farándula
Especiales | Buena Salud | Saber | Videoteca | Fototeca | Efemérides | Solo para Adultos | Foro Público

Derechos Reservados®    C.A. Editorial La Prensa    J-30491335-4     2009 - 2014